¿Quién se opone al desarrollo? ¿al desarrollo de quién?

noviembre 5, 2008

http://www.elvigia.net/noticias/?seccion=columnas&id=17350&como=

El Vigia > Noticias > Columnas
MITOS
¿Quién se opone al desarrollo? ¿al desarrollo de quién?El
subdesarrollo no es una etapa del desarrollo.
Es su consecuencia. Eduardo Galeano. Las venas abiertas de América Latina

Por Carlos Lazcano / EL VIGÍA
2008-10-31 00:00:00
Ensenada, B.C. En no pocas ocasiones a las personas que buscamos
proteger el ambiente natural, se nos ha criticado afirmando que
estamos en contra del “desarrollo” de Ensenada y de Baja California.

Sobre todo se ha dado esto por nuestra postura contraria a proyectos
como el de SEMPRA, Punta Colonet, CHEVRON (que quería ponerse frente a
las Islas Coronado), el de los desarrollos turístico inmobiliarios
como el de Punta Banda y otros.

Este tipo de inversiones en realidad no alientan el desarrollo
regional. Lo que alientan es el subdesarrollo. Estos proyectos no
generan riqueza para Baja California, lo que generan es pobreza. La
riqueza que producen se va para otras partes, aquí se quedan las
migajas, es decir, trabajos de ínfima categoría que no capitalizan a
la sociedad, y si la hacen dependiente.

Otra característica importante de este tipo de proyectos es que
responden a necesidades de otras partes, no a las de aquí. No
responden a nuestro desarrollo, sino al de otros, y al hacerlo así, lo
único que logramos es aumentar nuestro nivel de subdesarrollo y
dependencia.

En lo personal, y creo que la mayoría de los ambientalistas
igualmente, no estamos en contra de nuestro desarrollo. Estamos en
contra de que paguemos el desarrollo de otros con un subdesarrollo que
se nos quiere imponer, y que solo genera grandes desigualdades.

Nos dice Eduardo Galeano en su libro “Las Venas Abiertas de América
Latina” que América Latina, desde su fundación a tenido vocación de
sirvienta, y hasta la fecha continúa trabajando al servicio de las
necesidades ajenas. Todos los proyectos mencionados que se quieren o
se están instalando en el municipio de Ensenada, además de otros no
citados, quieren transformar a Baja California en sirvienta de Estados
Unidos. Y no solo nos estamos transformando en los sirvientes de
nuestros vecinos, también en su traspatio, en su basurero, y en el
lugar donde pueden hacer todos los desmanes que en su tierra no pueden
hacer o no quieren hacer, porque allá si hay quien cuide sus regiones
naturales.

Otro buen ejemplo de esto son las carreras fuera de camino Baja 500 y
Baja 1000. A costa de que unos salvajes de fuera vengan a divertirse
estamos permitiendo que destruyan nuestras regiones naturales. ¡Ah!,
dicen muchos, pero aquí dejan migajas (les llaman derrama económica) y
le dan promoción a la región, promoción de que aquí se pueden hacer
todas las salvajadas posibles a cambio de espejuelos.

Nuestro país cada vez da más concesiones a capital extranjero, sobre
todo estadounidense. Nuestros gobernantes parecen olvidar lo que decía
el presidente estadounidense Woodrow Wilson “un país es poseído y
dominado por el capital que en él se haya invertido”. El tener una
economía cada vez más dependiente de los Estados Unidos, a lo único
que nos está llevando es a una dependencia ignominiosa, en la que
desde Washington se dicta nuestra política.

En estos días nuestro presidente municipal está pregonando que fue a
China a convencer a inversionistas de que vengan al municipio de
Ensenada a invertir, que nos hacen falta empleos, que aquí hay
oportunidades, etc, etc. Pero parece que para los únicos que no hay
oportunidades es para nosotros, los mexicanos, los bajacalifornianos,
los ensenadenses. Me imagino que los chinos, si es que vienen, traerán
maquiladoras, es decir, otro tipo de inversiones que ha demostrado
ampliamente que lo único que dejan son migajas, no riquezas.

Vuelvo a preguntarme, ¿Qué los mexicanos no somos capaces de generar
riqueza? ¿Qué los mexicanos no somos capaces de generar nuestros
propios trabajos? ¿Por qué las autoridades en lugar de salir a buscar
inversiones, no propician las condiciones para que nosotros mismos las
generemos? Y tal parece que no.

Recordemos de las grandes dificultades para que aquí, un mexicano
pueda abrir su propia empresa. Lleva meses y dar muchas mordidas. En
cambio en muchos países desarrollados es cuestión de horas, sin soltar
un solo centavo. Ah, pero eso sí, queremos que vengan las inversiones
de fuera, y se les dan todas las facilidades del mundo, mismas que se
les niegan a los mexicanos. Las únicas facilidades que se dan para los
mexicanos son los puestos maquileros de ínfimo nivel, o los de la
servidumbre en los desarrollos turísticos.

Por eso, surge la pregunta ¿quién se opone al desarrollo? ¿al
desarrollo de quién?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: