SI a la transformacion de PEMEX. NO a su privatizacion.

mayo 8, 2008

http://www.petitiononline.com/BCPemex/petition.html

Una respuesta to “SI a la transformacion de PEMEX. NO a su privatizacion.”

  1. akurion Says:

    Estimado Joaquín Bohigas:

    El gobierno de Felipe Calderón sí pretende que sean particulares quienes realicen actividades que antes realizaba PEMEX y que obtengan ganancias asociadas con éstas. Pretende transferir estas actividades-ganancias a la iniciativa privada. Eso se llama privatizar.
    Por otra parte, ¿por qué es esto malo? Siempre hemos supuesto que si el gobierno realiza actividades y obtiene ganancias eso beneficia al “pueblo” y que si los particulares realizan actividades y obtienen ganancias, eso no beneficia al “pueblo”. ¿Es eso realmente cierto?
    Supongamos que el gobierno administra PEMEX y gana 1,000. De estas ganancias, 400 deberían ir a programas sociales que, en principio benefician al “pueblo”. ¿Qué pasaría si un particular logra obtener 1,000,000. De estas ganancias, paga 4,000 de impuestos que van a programas sociales que benefician al “pueblo”. Siendo así, al “pueblo” le convendría que el petróleo lo manejara un particular.
    Por supuesto que hay mucho que discutir en todo esto. El dogma capitalista dice que los particulares siempre administran las empresas mejor que los gobiernos. No porque lo digan va a ser cierto, pero tampoco porque lo digan no va a ser cierto. La situación anterior podría manejarse en varias formas, por ejemplo:
    1) Que lográramos que PEMEX administrara mejor y también obtuviera 1,000,000, de modo que 400,000 pasaran a programas sociales. Esto es mucho más que los 4,000 con los que contribuiría el particular. Aquí, la administración del gobierno tendría la ventaja.
    2) Que transfiriéramos la administración del petróleo a particulares, pero que cambiemos el sistema fiscal, de modo que los obliguemos a que si ganan 1,000,000, entreguen 400,000 al erario. Esta opción, que permite la iniciativa privada, empata con la anterior.
    En la primera opción, el gobierno controla la economía directamente, en el segundo también la controla, pero indirectamente. Los resultados hipotéticos serían similares. No obstante, aunque a los capitalistas no les gustaría ninguna de las dos opciones (Bill O’Reilly llamaría a ambas “comunistas”), las dos opciones son extremadamente diferentes.
    ¿Son estas opciones factibles? No tengo muchas esperanzas en la primera opción. Por la forma en que funcionan las organizaciones, no creo que sea posible “transformarlas”. Son microculturas, donde lo bueno y lo malo se ven desde ópticas particulares, y el éxito se mide desde perspectivas propias. Por eso, así como no creo que cien sesiones de psicoanálisis puedan transformar a Elba Esther Gordillo en una persona democrática y preocupada por la educación, no creo que sea posible transformar PEMEX. No cambiará, los funcionarios serán los hijos, sobrinos, compadres, de los gobernantes en turno y los trabajadores serán los hijos, sobrinos, compadres, de los trabajadores sindicalizados. El ser una persona calificada, con entrenamiento técnico, tecnológico o científico, no tendrá ningún valor, como hasta ahora no lo ha tenido. Una plaza en PEMEX es un regalo, que amerita una lealtad infinita hacia quien te dio el regalo… y nada más.
    No es solo PEMEX, así es como siempre funcionaron las cosas en el régimen priísta, y aún funcionan así en muchos ámbitos. Si yo les digo a mis estudiantes que pasar la noche estudiando teoría electromagnética es más ventajoso que pasar la noche emborrachándose con sus amigos, estaría mintiendo. A nadie le importa que tú sepas teoría electromagnética, pero los amigos que hiciste en la borrachera, “las relaciones” te pueden obtener empleos o incluso cargos importantes. Así es como han funcionado las cosas en México y particularmente, en CFE, PEMEX y otras empresas paraestatales.
    La segunda opción tendría también sus dificultades. Cualquier incremento en los impuestos haría rasgarse las vestiduras a los empresarios. Decía Carlos Marx que la cantidad de sopa era siempre la misma y que los empresarios tenían una cuchara grande y los obreros cucharas pequeñas. Decía que para que les tocara más sopa a los obreros, debía por fuerza tocarles menos sopa a los empresarios. ¿Es esto cierto? Es un dogma en el movimiento socialista que si alguna medida perjudica a los empresarios, eso prueba que la medida debe tomarse sin demora, ya que beneficia al pueblo.
    En México, cuando pensamos en empresarios, pensamos en Carlos Slim, a quien le regalaron un monopolio llamado TELMEX y con el cual nos extrae el dinero a su clientela cautiva. Sin embargo, ¿qué hay de otro tipo de empresarios? ¿Los creadores de Google? ¿Los creadores de You Tube? Los logros de estas personas creativas, ¿pudieron haberse dado desde el gobierno? El dinero que ellos tienen, ¿se lo quitaron al pueblo? Me parece más bien que a veces, las empresas privadas pueden beneficiar a ambas partes, patrones y trabajadores, generando nuevas fuentes de riqueza. Los capitalistas dicen que todas las empresas privadas benefician a ambas partes, pero esto es una exageración. Yo creo que en ciertas circunstancias sucede y en otras no.
    Es cierto que si se pasa PEMEX a manos privadas, es muy probable que esas manos no sean mexicanas. ¿Por qué? En México no tenemos suficiente gente con entrenamiento petrolero. ¡Malinchismo!, dirán. ¡Claro que hay gente altamente capacitada en la tecnología del petróleo! Pero yo no dije que no había gente, sino que no había suficiente gente. En México tenemos “ingenieros”, pero no tecnología. Tenemos grandes científicos, pero como país, no somos líderes en ninguna ciencia. Por supuesto que esto merece ser verificado con una estadística. Sin embargo, dudo que me aparte mucho de la realidad. Para mí, es evidente que el mal estado de nuestra educación en matemáticas se debe a este hecho concreto: Sea el número de personas que manejan el Algebra, A y sea el número de plazas de profesor de segundo de secundaria, P. El problema es que A<<B. Y así estamos en todas las ramas. Nos falta personal capacitado y esto no lo pueden resolver en una generación, ni el gobierno, ni la iniciativa privada.
    Por esto, estoy de acuerdo en que es algo peligroso privatizar PEMEX así nada más. Si lo venden completo como monopolio a un símil de Slim, sería una tragedia. Si una petrolera texana, socia de George Bush tomara el control de PEMEX, también lo sería. Para mí sería magnífico que empresarios mexicanos, compitiendo entre sí, realizaran las actividades y obtuvieran las ganancias de procesar el petróleo, convirtiéndolo en gasolina, plásticos, etc., ganancias que PEMEX nunca ha obtenido porque vende el petróleo crudo, y que esas ganancias “nuevas”, los enriquecieran a ellos, claro, pero también crearan una buena cantidad de empleos que requirieran personal calificado, gente que adquiriera la filosofía de estar orgullosos de sus habilidades técnicas y no de su amistad con tal o cual político o líder sindical del momento.
    Por eso, la propuesta tímida de Calderón de abrir algunas actividades a la iniciativa privada, no me molesta en realidad. Tampoco es que crea que va a resolver las cosas pero… pago por ver. Podemos ver hasta que punto el empresariado mexicano está preparado para poder participar de estas actividades económicas. Podemos ver hasta que punto el gobierno panista va a tomar las precauciones necesarias para que esta apertura no beneficie a unos cuantos o violente nuestra soberanía. Podemos enterarnos de muchas cosas que hasta ahora solo estamos especulando.
    Y claro que hay que invertir en la ciencia. Yo creo que la diferencia entre un sistema de administración planificada tecnológicamente avanzado y un sistema de mercado libre tecnológicamente avanzado es mucho menor que la diferencia entre un sistema económico cualquiera tecnológicamente avanzado y el mismo sistema económico pero tecnológicamente atrasado. La tecnología es la fuente de la riqueza y la forma elegida de administrar esa riqueza, no tiene un efecto demasiado significativo.
    Por eso, no me horroriza la propuesta de Calderón. Lo que me horroriza es lo que está pasando en la ciencia. ¡Universidades!: deben sacar X doctores por año y si no, no recibirán recursos. Y pues, sacan X doctores por año, doctores que no saben ni escribir su nombre y eso no es lo más grave, sino que gritan a los cuatro vientos que el doctorado es un fraude y llevan esa mentalidad cínica a las nuevas generaciones. “Investigadores” que su orgullo no es su habilidad científica, sino lo “vivos” que son, o sus “relaciones” con tal o cual personaje.
    Eso es lo que me preocupa, que si no desmantelamos PEMEX y su mentalidad asociada, esa mentalidad termine también metiéndose en nuestro preciado ambiente. Ya lo está haciendo. Y estoy segura de que un país ignorante y “discapacitado” terminará de uno u otro modo perdiendo su soberanía. Ni siquiera van a venir a quitárnosla: nosotros solitos se las vamos a dar. Eso es lo que me asusta. Y esa es mi explicación de porqué no puedo firmar su petición.

    Saludos
    Lydia Alvarez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: